Adiestramiento con papel para que un perro no ensucie

El adiestramiento con papel es un método de aprendizaje para perros con el objetivo de que no haga sus necesidades en lugares que no queremos.

Si queremos enseñar a nuestro perro a hacer pipí y caca en un lugar determinado, sin necesidad de estar las 24 horas del día pendiente de él, éste es un buen método. Si podemos estar supervisando al perro todo el día, es mejor utilizar el Adiestramiento con jaula. El adiestramiento con papel también es muy útil cuando el perro vive en un apartamento sin jardín y no puedes sacarlo a pasear al menos 3 veces al día.

Éste método digamos que es como la creación de un baño para el perro, dónde él hará caca y pipí.

Para este tipo de adiestramiento necesitamos un espacio dónde dejar al perro cuando no lo podemos supervisar. A este espacio lo llamamos cuarto para el perro. Es necesario que sea un poco grande, para que no esté muy cerca dónde vamos a “crear” el baño, del plato de la comida.

El perro debe de estar en el cuarto siempre que no podamos supervisarlo. Para hacer eso, la comida, el agua, los juguetes o la cama no pueden faltar en este espacio.

Cuando ya tenemos el cuarto, hay que empapelarlo TODO, con al menos 3 capas. Podemos usar papel de diario o lo que sea. Recordad: Todo el cuarto empapelado.

El perro va a estar muchas horas en su espacio, el cuarto del perro, el cual estará todo lleno de papel. Esto hará que se acostumbre a hacer pipí y caca encima de papel.

A medida que vaya pasando el tiempo observarás que el perro tiene unos lugares determinados dentro del cuarto, que son preferibles para hacer sus necesidades. Intenta reducir las partes empapeladas para que sólo haga sus necesidades en estos lugares determinados. Empieza por las partes más alejadas de sus sitios preferidos, y reduce el espacio, pero sin ir muy rápido. Si el perro ensucia alguna parte que no está empapelada, vuelve a empapelar espacio, ya que significa que has ido demasiado rápido.

Cuando hayas reducido considerablemente el espacio para hacer sus necesidades, y el perro esté acostumbrado, empieza a mover el papel hasta dónde tú quieras. Hay que hacerlo muy lentamente, unos tres centímetros cada día, y teniendo en cuenta que no podemos acercar demasiado el “baño” a la zona dónde está la cama o los recipientes de comida y bebida. Si el perro vuelve a ensuciar una parte que no está empapelada.

De esa manera tu perro se acostumbrará a hacer sus necesidades encima del papel. Si el perro tiene menos de 6 meses puede que no pueda aguantarse a llegar hasta el papel.

Un consejo que os damos desde Informe Perros es que mientras el perro no haya aprendido a hacer sus necesidades donde queremos, durante la noche le quitemos el recipiente del agua.

Si queréis información sobre más métodos podéis entrar aquí: Como enseñar a hacer caca a un perro

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

11 comentarios

Deja una respuesta