Adiestramiento Activo para enseñar a un perro a no ensuciar

El Adiestramiento activo es un método que se utiliza para enseñar a un perro a hacer sus necesidades en el lugar que queremos. Si tenemos el problema de que tu cachorro o perro hace caca o pipí en el salón de tu casa, en la cocina o algún lugar dónde no quieres que lo haga, éste es un buen método para adiestrarlo. Pero para que sea de utilidad, necesitas estar pendiente de tu perro la mayor parte del día, durante un tiempo. Si no puedes supervisarlo durante todo el día, es recomendable usar el método de adiestramiento activo, complementado con el método de Adiestramiento con Papel. Éste segundo método no requiere una supervisión constante ni una atención especial al perro, simplemente necesitas un espacio dónde “guardar” al perro mientras tu no estés pendiente de él.

Vamos a empezar con la explicación del Adiestramiento Activo. Primero de todo, éste método consiste en recompensar y felicitar al perro cada vez que haga sus necesidades en el sitio que nosotros queremos que lo haga.

Evidentemente, lo primero que hay que hacer es escoger los sitios de la casa dónde queremos que el perro haga sus necesidades (tenemos que escoger el/los “baños” para el perro).

Deberíamos saber en qué horarios el perro está más habituado a hacer sus necesidades, para después saber cuándo estar más pendiente que nunca. Es decir, ¿lo hace antes o después de comer, antes de ponerse a dormir, etc.? Entonces, cuando se acerquen estas horas hay que llevar al perro en la zona que hemos decidido permitirle hacer pipí y caca.

En el momento en que termine de hacerlo en el sitio adecuado, inmediatamente lo premiamos con un trozo de comida que le guste, y decimos “Bien!” o alguna frase corta para que él interprete que ha hecho una cosa bien. También podemos pasar un rato con él jugando. Es importante no hacer estas acciones mientras está haciendo sus necesidades, ya que lo podemos interrumpir.

Ahora que ya tenemos los horarios del perro un poco más claros, y ya le vamos premiando cuando lo hace en el lugar adecuado, pasamos a enseñarle una orden para que haga pipí o caca cuando queremos.

Cuando se acerca la hora de hacer sus necesidades volvemos con él al lugar dónde queremos, y le decimos “Haz caca” o alguna orden similar, antes de que la haga. La orden o frase es conveniente que sea corta, para que lo interprete bien. Cuando ha terminado, le premiamos con nuestro método de premiarlo (con comida, jugar con él…).

Este método enseña a los perros a hacer pipí o caca dónde queremos, pero no siempre “cuando” queremos… si el perro no tiene ganas, no lo hará.

Cuando estés con él, llévalo en una zona en la que no le permites hacer caca, pero no lo dejes solo hasta que haya aprendido bien dónde hacerlo.

Como en todos estos tipos de aprendizaje, el proceso es lento… por lo que no nos tenemos que poner nerviosos. Y si el problema es que no podemos estar pendientes todo el día, será mejor usar el método del Adiestramiento con Papel que hemos comentado antes. Si puedes combinar diferentes métodos, cómo el Adiestramiento con Jaula, junto con el de Papel, puede funcionar de maravilla.

Puedes encontrar más métodos para enseñar a tu perro a hacer sus necesidades aquí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

11 comentarios

Deja una respuesta